La publicidad digital más activa que nunca

El entorno digital no ha parado de crecer en estos meses, las compras en la red se han incrementado considerablemente durante el confinamiento pero también después. La reticencia a las compras en una tienda física siguen creciendo, lo que comporta que los anuncios deban seguir al lado de los consumidores sea donde sea que se conecten.

Es por este motivo que las previsiones son más positivas si las comparamos con otros tipos de publicidad. Hay que tener en cuenta que las campañas no se han cancelado si no que han quedado en espera de un tiempo mejor que podría ser en los próximos meses, de ahí que la publicidad digital dispare su actividad en el segundo semestre del año, aún con una posible segunda oleada del virus.