La solución definitiva para que las grandes empresas conquisten las cuestiones de los micros tendencias

Cuando se produjo el primer brote de coronavirus, casi toda la gente corrió a los supermercados para comprar lo esencial, como papel higiénico y alimentos que pudieran durar un largo período de tiempo. Sin embargo, con el paso del tiempo, la gente comenzó a comprar  levadura por aburrimiento.  Este cambio en las preferencias de los consumidores es la prueba de las llamadas micro-tendencias.

Las micro tendencias  emergen y evolucionan muy rápidamente.  El principal problema que crean es el hecho de que las grandes empresas tardan de 15 a 22 meses en lanzar un nuevo producto  y para entonces, ya necesita una actualización. Por lo tanto, las marcas más pequeñas y fácilmente adaptables, los micro marcas, siempre encuentran maneras de satisfacer las necesidades de los clientes más rápidamente y superan a las grandes empresas.

Sin embargo, las grandes empresas encontraron maneras de adelantarse a los flujos del mercado mediante el uso de la inteligencia artificial (IA). La IA utiliza los medios sociales para anticipar lo que los clientes querrán en el futuro y qué tendencia dominará en ese momento en particular.